MENSAJE DE LOS CAMINANTES

21 julio 2016

 

Con Alejandro e Inés, “caminamos con misericordia para defender la vida”, desde el Santuario de Guápulo de Quito y desde el santuario de Alejandro e Inés del Helipuerto de Tiputini hasta las tumbas de Alejandro e Inés para recibir la gracia de la misericordia que nos lleva a ser signo profético creador de un mundo nuevo de respeto a las culturas y a la creación.

1. Caminamos, desafiados

  • Con actitud contemplativa de las maravillas de la creación, la experiencia de la bondad de Dios manifestada en los ríos, la selva y los pájaros.
  • Maravillados de la creación, la acogida y bondad de la gente que reflejan el rostro misericordioso de Dios, nos mueve a la conversión de nuestro estilo de vida, para estar en la casa común en armonía con toda la creación.
  • Conscientes de que la Caminata no sólo depende de las fuerzas humanas sino que está el misterio de la presencia de Dios.
  • Descubriendo la misericordia de Dios en la confrontación de nuestras vidas, dejándonos purificar interiormente.
  • En el camino nos reconocemos como hermanos y vamos haciendo una familia.
  • La fe de las comunidades continúa viva, fortaleciendo sus sueños e iniciativas.
  • Caminamos convencidos de que Jesucristo nos mueve al compromiso y coherencia de vida. Dios se manifiesta en su naturaleza y en los pueblos ancestrales, en las comunidades y su acogida está la providencia de Dios.
  • Nuestro paso por las iglesias hermanas de Napo y Sucumbíos ha sido un encuentro con el rostro de Cristo encarnado en la hospitalidad, la alegría, la sencillez.
  • Constatamos que la vida de las personas de las distintas comunidades a lo largo de la vía Auca está en riesgo, por los accidentes producidos por el mal estado de la vía y los puentes.
  • La lejanía de algunas escuelas del milenio han producido deserción escolar, desarraigo cultural y ruptura del tejido comunitario.
  • Caminamos por la conservación de la biodiversidad de nuestra selva.
  • Se constata una mayor conciencia de que la Caminata es una peregrinación a favor de la vida del pueblo, sus deberes y derechos.
  • La contaminación continúa en los vertederos, la deforestación que genera derrumbes, los desechos del consumo familiar y especialmente de las compañías petroleras y madereras; el impacto social y ambiental de la hidroeléctrica Coca-Codo-Sinclair y las carreteras que se abren para las nuevas concesiones petroleras provocando colonización, deforestación y mayor presión a los pueblos indígenas en su territorio, ya que dependen del río, la biodiversidad y de sus saberes ancestrales.

2. Con misericordia, nos motivamos…

  • Como Alejandro e Inés, somos creyentes y aprendemos de nuestros conflictos para cambiar de vida y ser como el Padre misericordioso.
  • Solidarios con los que sufren, ofreciendo recursos, corazón y servicio para los demás.
  • El Papa Francisco nos dice: “Quienes se empeñan en la defensa de la dignidad de las personas, pueden encontrar en la fe cristiana los argumentos más profundos para ese compromiso”, por eso somos “samaritanos” que nos acercamos a los descartados y sufridos de nuestra sociedad, especialmente a las culturas y pueblos no contactados.
  • Inés con su vida sencilla, alegre y cercana motiva nuestro seguimiento a Jesús con audacia: “Estoy decidida a correr el riesgo, así tenga que morir sola y abandonada entre ellos”.
  • La actitud de Alejandro: “Si no vamos nosotros los matan a ellos” nos invita a sentir con el otro, a ser empáticos con la vida y la creación en donde nos encontremos.
  • María es el modelo de la ternura y cuidado, el Papa Francisco dice: “María, la madre que cuidó a Jesús ahora cuida con afecto y dolor materno este mundo adolorido”.

3. Para defender la vida, nos comprometemos…

  • Porque la vida es el principal regalo que hemos recibido, que debemos cuidar, defender y compartir.
  • Siendo constantes con las cuatro R´s: reducir, reciclar, reutilizar y reforestar.
  • Teniendo actitudes de compasión y misericordia en distintos niveles para defender la vida de las culturas y pueblos sufridos.
  • Alejandro oyó la voz de Dios, escuchó su llamado, así como él, escuchemos a Dios en la vida de nuestra gente, en sus alegrías, sus luchas y tristezas.
  • Continuar trabajando en redes: REPAM, Cáritas, lugares donde están los caminantes y difundir la caminata en los distintos medios de comunicación.
  • Generando conciencia crítica mediante círculos de reflexión y actividades en distintas provincias con un cronograma mensual dando a conocer las figuras de Alejandro e Inés.
  • Impulsar la participación de los 21 de cada mes en Quito y Coca.
  • Organizar encuentros de espiritualidad misionera en la fraternidad de Alejandro e Inés, en el helipuerto – Vía Auca.

Hermanos y hermanas caminantes y quienes lean este mensaje, les invitamos para que las tumbas de Alejandro e Inés sean el punto de partida para continuar en la construcción del Reino de Dios desde la justicia, la paz y el cuidado de la creación.

Con Alejandro e Inés

a defender la vida

 

 

VisitasVisitas

Vicariato Apostólico del Aguarico - (02) 2257689 - (06) 2880501 - info@alejandroeines.org
                                          TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - 2012