Pausa por la paz - 2012

 “La obediencia a la voz de la tierra, del ser, es para nuestra felicidad futura más importante que las voces y los deseos del momento… el ser mismo, nuestra tierra, nos habla y nosotros debemos escuchar si queremos sobrevivir y descifrar este mensaje de la tierra.” Papa Benedicto XVI

“La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible  en Río de Janeiro [es] una oportunidad única para situar al mundo sobre un camino de desarrollo más equitativo y sostenible.” Ban Ki-moon, Secretario General de la ONU

Líderes del mundo y altos funcionarios gubernamentales se reunirán en Río de Janeiro, Brasil, del 20 al 22 de junio de 2012 para la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible – conocida comúnmente como Río+20. Veinte años después de la Cumbre de la Tierra de 1992, una vez más el mundo se reunirá para hacer un balance de dónde hemos estado y forjar acuerdos sobre qué más se necesita hacer para sustentar toda vida en la Tierra. Como individuos, como instituciones y como pueblos, necesitamos un cambio de actitud para preservar y proteger el planeta para las generaciones presente y futuras.

Es en este espíritu que ofrecemos esta oración en preparación y acompañamiento de la Cumbre de Río+20. Está inspirada y adaptada, en parte, de la Propuesta de Declaración Universal de los Derechos de la Madre Tierra (especialmente su Preámbulo y el Artículo 1.1 y 1.2). Con el propósito de ayudarnos a ir más allá de nuestro habitual uso de la naturaleza para el desarrollo, el gobierno de Bolivia patrocinó la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra en Cochabamba para miles de ONGs en 2010, donde los pueblos indígenas insistieron en el lenguaje de la Madre Tierra y en la comprensión de que somos socios –no dominadores- de la tierra que necesitamos para la vida.

Página Web: http://www.un.org/es/sustainablefuture/ = en español

Página Web: http://www.rio20.info/2012/ = en portugués

Oración para la Madre Tierra como un ser vivo

Oh Creador y sustentador de toda vida, todos nosotros somos parte de la Madre Tierra, una comunidad indivisible y vital de seres interrelacionados e interdependientes con un destino común;

Respuesta: Ayúdanos a recordar que la Madre Tierra es un ser vivo.

Oh Creador y sustentador de toda vida, la Madre Tierra es fuente de vida, alimento y enseñanza, y provee todo lo que necesitamos para vivir bien;

Respuesta: Ayúdanos a recordar que la Madre Tierra es un ser vivo.

Oh Creador y sustentador de toda vida, en una comunidad de vida interdependiente no es posible reconocer los derechos de los seres humanos por si solos sin provocar un desequilibrio en la Madre Tierra;

Respuesta: Ayúdanos a recordar que la Madre Tierra es un ser vivo.

Oh Creador y sustentador de toda vida, la capacidad de regeneración de nuestro planeta es finita y nosotros los humanos debemos reexaminar nuestros modelos de consumo y producción para salvaguardar la vida en la Madre Tierra para las generaciones futuras;

Respuesta: Ayúdanos a recordar que la Madre Tierra es un ser vivo.

Oh Creador y sustentador de toda vida, para garantizar los derechos humanos es necesario reconocer y defender los derechos de la Madre Tierra y de todos los seres creados

Respuesta: Ayúdanos a recordar que la Madre Tierra es un ser vivo.

Oh Creador y sustentador de toda vida, hay urgencia de tomar acciones colectivas decisivas para transformar las estructuras y sistemas que constituyen amenazas de toda clase para   la                                                                   la Madre Tierra;

Respuesta: Ayúdanos a recordar que la Madre Tierra es un ser vivo.

Oración final

Oh sapientísimo y compasivo Dios,  en la comunidad de vida a la que pertenecemos, es la Madre Tierra la que sostiene, contiene y nutre a todos los seres. Te pedimos que bendigas a los líderes y altos funcionarios del mundo que se reunirán en Río de Janeiro para la Conferencia Mundial de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible en junio de este año. Inspíralos, guíalos y aliéntalos a reconocer que el reto central del desarrollo sostenible es el re-equilibrio, como socios iguales,  de la ecología, la economía y la equidad, especialmente en relación con los que viven en la pobreza, para que toda vida en la Tierra sea igualmente respetada y protegida como tu regalo de vida.                                                                                                                                               

Abre los corazones de todos aquellos que asisten a Río+20 para que puedan escuchar y valorarse unos a otros a sabiendas de que el bienestar de toda vida en este planeta depende de nuestra interdependencia, de nuestra verdadera y humilde armonía con la naturaleza. Fortalece la voz de los muchos hombres y mujeres que forman parte de la sociedad civil y que tienen un interés apasionado por el bienestar de la tierra. Danos a todos el coraje de acoger tu dinámico Espíritu para que podamos dedicar nuestros corazones y acciones al bienestar de nuestra generosa Madre Tierra.  Amén

VisitasVisitas

Vicariato Apostólico del Aguarico - (02) 2257689 - (06) 2880501 - info@alejandroeines.org
                                          TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - 2012