10ª Etapa

Jueves, 18 de julio de 2019

 

 

Faltan sólo dos etapas. Hoy transitamos la más corta de todas (20 kms). Por primera vez, después de muchos días, comenzamos sin lluvia. Desayunamos y pasadas las 06:00 salimos con destino a El Eno.

La oración de la mañana, junto con la Palabra de Dios, siempre es la primera motivación para el camino, haciéndonos reflexionar y profundizar en la espiritualidad del caminante misionero.

El primer y único refrigerio de hoy, fue a las 08:00 en “doña María”. que nos recibió con guayusa, guineos y cachitos. Fueron diez minutos para compartir y, antes de seguir el camino, se bendijo la casa que estaba terminando de construirse.

Teníamos estimado llegar a destino pasadas las 10:00, pero para sorpresa de todos ya estábamos en la iglesia de El Eno a las 09:45. No podíamos creer que el caminar fuera “poco” en relación a todas las etapas ya realizadas.

Nos recibieron hermanos de la comunidad, sacerdotes y religiosos misioneros con aplausos y los brazos abiertos. Inmediatamente se dieron las tareas a realizar, nos dividimos en grupo de cinco personas y salimos a misionar visitando a los vecinos. La intención era dar un saludo de Paz y Bien, comentar sobre la Caminata e invitarlos a la adoración Eucarística (16:30) y a la misa (19:30). Fue una hora que cada grupo tenía para compartir, recorriendo las calles y visitando familias. De regreso, nos esperaba el aseo y el almuerzo.

La tarde fue larga para descansar; algunos dormían la siesta, otros aprovecharon que el río estaba cerca para relajar las piernas. A las 16:30 comenzó la adoración, en la que también hubo espacios para el sacramento de la reconciliación y para que los jóvenes puedan hablar con algunos religiosos en búsqueda de orientar su vocación. Al finalizar, tuvimos la evaluación diaria, donde compartimos fortalezas del día y cosas a mejorar para el siguiente, sabiendo que el número de caminantes aumenta y la seguridad en la vía es muy importante.

La misa, estimada para las 19:30, se realizó al finalizar la cena. La comunidad local tuvo una gran participación, algo que en otras comunidades no había sido notorio: la iglesia estaba llena. Presidió el hermano Juan, junto a otros sacerdotes y el coro fue compuesto por un grupo de caminantes y hermanos de la comunidad de El Eno. Como en cada misa o celebración, siempre tenemos un espacio donde algunos caminantes comparten su testimonio de lo vivido en las etapas.

Finalizó la misa y algunos caminantes ya se preparaban para el descanso, otros prefirieron utilizar el tiempo para conversar, integrarse con los hermanos que no conocían y -los más jóvenes- realizaban un poco de deporte.

El espíritu de Alejandro e Inés cada vez resuena más fuerte; estamos muy cerca de llegar al Coca y queremos seguir haciéndolo en fraternidad, con los que están caminando, pero también con los que caminan con su oración. Gracias por fortalecernos. Queremos anunciar que la Amazonía tiene vida y que juntos podemos hacer mucho para defenderla.

Paz y Bien.

VisitasVisitas

Vicariato Apostólico del Aguarico - (02) 2257689 - (06) 2880501 - info@alejandroeines.org
                                          TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - 2012